sábado, 8 de agosto de 2015

Las recetas en empleo de Marian

                        


Extremadura es la única comunidad de España donde sube el paro en el mes de Julio. Y la anterior consejera de empleo; aquella que "había fichado para once meses y cuatro años más" por el Gobex Monago, le ha faltado tiempo para decir que "hay un cambio de  tendencia, en materia de creación de empleo, con el Gobierno de Vara. Si necesita saber cómo se genera empleo ya se lo cuenta el PP". La cara que le echa Marian es el espejo de su alma anodina y del Gobex que representó con tanta ineficacia; conduciendo a una región castigada por el desempleo de un 23,14% de tasa de paro al 30,14%, llegando a alcanzar unas cotas de desempleo como nunca hemos conocido. Ha tenido el mérito de llevar a Extremadura a un "histórico" 36%.

Oírla, recientemente haciendo esas declaraciones tan torpes, ha sido alcanzar un momento de hilaridad indescriptible, de conmoción intelectual por la falta  rigor de un análisis que muestra la inconsistencia política de aquellos que hemos sufrido durante cuatro interminables años. 

Afortunadamente, sabemos que sus recetas no van a ser aplicadas. Si, aquellas basadas en la intimidación de las personas en desempleo, molestándolas con cartas, invitándolas a fichar determinados días y a determinadas horas en el SEXPE, con una intención clara de desmotivar, cansar y dar de baja en el registro de paro a todos aquellos y aquellas que no estaban dispuestos a ser participes de una persecución encubierta. Hasta el 2014, más de 90.000 personas que esperaban una llamada del SEXPE para comunicarles una oferta de empleo, recibían una carta que les impedía realizar tareas de estudio o búsqueda de empleo, o sencillamente cuidar de los suyos. Nada sabemos del fraude de empleadores aprovechando su indefensión

¿Cuando Marian habla de recetas de creación de empleo se refiere a cómo concentrar empleo público antes de las elecciones que perdió su jefe Monago, cuando su afirmación más repetida era que el empleo público es "pan para hoy y hambre para mañana".  Solo en el periodo preelectoral subvencionó, a través de ayuntamiento, más de dieciséis mil contratos; deshechos como azucarillo tras pasar las elecciones. Por no hablar de su programa "ESO + 1000 euros" , del que estamos esperando más resultados que la reducción de los datos del paro a unos miles de jóvenes y generar situaciones gravemente discriminatorias con aquellas personas que a través de su esfuerzo consiguen una titulación. 

A Marian, la he conocido y sufrido lo suficiente, como para poder evaluarla como gestora pública, y por delicadeza, solamente afirmaré que lee muy bien cuando tiene que dar una ponencia sobre la reforma laboral. Si Marian va a ser la voz que fustigue a Vara en materia de empleo, le auguro a nuestro Presidente G. F. Vara grandes tardes de gloria. No se si hago bien en decir esto, porque como decía Napoleón, "cuando el enemigo comete errores no hay que molestarles"

martes, 4 de agosto de 2015

El dolor psíquico del desempleo

"Quien fracasa en la sociedad neoliberal del rendimiento se hace responsable a sí mismo y se averguenza, en lugar de poner en duda la sociedad o al sistema. En esto consiste la inteligencia del regimen neoliberal. Dirigiéndose la agresividad hacia sí mismo el explotado no se convierte en revolucionario, sino en depresivo".  Biung-Chul Han -filósofo y ensayista norcoreano-.


Hace algunos días, he estado en contacto con la desesperación de una persona en desempleo. Las amenazas personales y los insultos hacia la organización que intentaba ayudarlo, se fundamentaba en las ofertas de empleo que se le facilitaban por no adaptarse a sus competencias profesionales y su respuesta emocional fue "maltratar" al mensajero. Presiento que era una de las muchas personas que habían sido apartados, por esta estafa de crisis, de manera ilimitada en el tiempo, en las cunetas de la invisibilidad y por lo tanto formando parte de "su solución" dominante.

¿Qué es lo que subyace ante este hecho, que está dejando de ser puntual, para hacernos reflexionar sobre sus causas?. Seguro que en el diagnóstico estaremos de acuerdo, otra cosa será los modelos ideológicos que podemos utilizar para enfrentar las consecuencias del paro y sobre todo a quien interesa su perpetuación.

¿Son suficientes los amortiguadores sociales del desempleo?. A todas luces, nos debe parecer claro que son insuficientes; máxime cuando el propio sistema traslada la imposibilidad de generar empleo para todos aquellos que lo reclaman. Si esto es así, este sistema no puede trasferir la responsabilidad vital de encontrar trabajo y mucho menos diseñar una solución asistencial como solución a su contradicción.

¿Caridad, precedida de una criminalización social o respuestas institucionales que actúen como correctores certeros que atrincheren a la persona desempleada en el espacio de la cohesión social, evitando el malestar psíquico que genera el paro y su más que posible cronificación?. A riesgo de simplificar, la respuesta está entre elegir la que nos sitúa en un modelo neoliberal que reconocemos en la actualidad o en un espacio marcado en la defensa del estado de bien "estar" y del bien "ser", más reconocible en la socialdemocracia.

El desempleo en nuestro pais, no solo es un problema social y económico, lo es, fundamentalmente, de salud pública, aunque solo el coste de la depresión supone más de 10.000 millones de dólares anuales, lo que representa el 1% del PIB de España. La necesidad de combatirla es también por la sostenibilidad del sistema. Las empresas no suelen disponer de programas de prevención y detección temprana, aunque más del 75% de las personas que tienen problemas de salud mental está en edad de trabajar» (Miquel Roca es coautor del estudio "Crisis económica y salud mental en España")
 

¿Cuanto coste real tiene el dolor psicológico, cuanto de improductividad el malestar del desempleado? Seguro, que haciendo el reduccionismo a coste económico, sale más cara e improductiva la solución asistencial; aunque otra cosa es que esa "solución" favorezca escenarios propicios para los negocios de las farmaceuticas, para la creación de un ejercito de "reserva" y consiguientemente la bajada de costes laborales, para el fomento de una economía sumergida que siempre conlleva un saqueo de lo público o para instalar mecanismos alienantes e inductores del miedo individual y colectivo y la indefensión aprendida. 

La otra opción, inclusiva y cohesionadora, explicaría unos resultados más sostenibles y propicios que evitarían costes sanitarios, fomentarían la profesionalización y la calidad en el empleo, potenciaría mayores ingresos en las arcas del estado y en definitiva una mayor redistribución de la riqueza, eliminando los costes sociales del malestar del desempleo. ¿Pero interesa esta opción al sistema?.

Un dato para la reflexión sería el impacto calculado del desempleo sobre la mortalidad en nuestro país entre 1500 y 4000 personas/año y una esperanza de vida que disminuye en un 0,3% por cada tres por ciento de incremento del paro. Sin contar con los más de ocho mil casos/año, que no pueden demostrarse como suicidio pero que apuntan en esa dirección. A no ser que esta consecuencia forme parte como objetivo del "circulo virtuoso" que nos venden. Más abrumador cuando se constata que ya hay más muertes por suicidios que por accidentes de tráfico en España, siendo en la población joven, la primera causa de fallecimiento.

La desesperación, que no locura, permanente de un porcentaje alto de la población se ha convertido en parte de ese proclamado "círculo virtuoso", para sustentar, perversamente diseñada y planificada la desigualdad para seguir evitando la necesaria redistribución de la riqueza. 

Recientemente, la OCDE situa a España como segundo pais con más paro cronificado. Y al parecer, la izquierda tiene dificultades en el parlamento para ponerse de acuerdo en formar un gobierno de emergencia social.   

Artículo relacionado: "Crisis económica, desempleo y salud".  http://canchales.blogspot.com.es/2016/09/crisis-economica-desempleo-y-salud.html