domingo, 15 de febrero de 2015

#Aló Presidente: El Paro se cronifica en Extremadura




#AlóPresidente: Las personas en paro de larga duración es el colectivo más débil de los desempleados, el que más dificultades pasa para llegar a final de mes y el que más problemas tiene para retornar al mercado de trabajo. El Paro de Larga Duración alcanza en enero de 2015 a 58.216 personas, un 35,4% más que al comienzo de la legislatura de Monago con 42.971 personas en Paro de Larga Duración -PLD-, lo que significa que se ha incrementado en 15.245 personas  desde Junio de  2011.  


También ha crecido el porcentaje de parados de larga duración sobre el total de personas paradas sobre el total de personas inscritas en el paro en la región. En junio de 2011 era de un 36 por ciento; ahora, en enero de 2015, la proporción alcanza el 41 por ciento. 

Por grupos de edad, tan solo se reducen los PLD en el de menores de 25 años en 302 personas (-11,9%), y eso es indudablemente por la fuga de jóvenes y un raquítico programa de Garantía Juvenil, ampliándose en el grupo de 25 a 45 años en 5.757 personas (35%) y en el de mayores de 45 años con 9.790 personas (40,7%)


Por sectores, las subidas mayores están en Agricultura, con un 73 por ciento; Servicios, con un 53 por ciento; e Industria, con un incremento de un 26 por ciento. Por el contrario, se reduce entre el colectivo de personas Sin Empleo Anterior, en un 27,5 por ciento, aunque esto se debe en gran parte a los programas de experiencia de empleo y programas formativos.


Por niveles formativos, todo parece indicar que el tejido productivo extremeño le cuesta absorber a la mano de obra más cualificada. A mayor grado de cualificación, mayor incremento procentual del Paro de Larga Duración. Así, el incremento entre junio de 2011 y enero de 2015 del PLD entre los titulados universitarios ha sido de un durísimo 111 por ciento; con FP de un 68 por ciento; y con Bachillerato de un 62 por ciento. Mientras entre los graduados de la ESO el aumento es del 33 por ciento y entre las personas sin estudios o estudios primarios, de un 10 por ciento.



Por sexo, en el caso de los hombres se incrementa un 51% pasando de13.834 personas PLD a 20.895 Y en el caso de las mujeres el incremento es de un 28%, pasando de 29.137 mujeres PLD a 37.321.

Si atendemos al criterio de personas PLD entre 18 meses y 2 años de paro, decrece  el PLD en un 8%, exactamente en 718 personas, incrementándose en el grupo entre 2 años y menos de 3 años, con un incremento del 27,8% y en el caso de más de 3 años de paro, el incremento es de un 91,2%, incrementándose en 10.916 personas, pasando de 11.963 a 22.879.



En Extremadura, independientemente del problema vital de cientos de personas en estos momentos, las organizaciones políticas y sociales con sensibilidad en los servicios públicos deberían comenzar a repensar para el futuro más inmediato, esperemos en el marco de una alternativa al gobierno de Monago, qué tratamiento riguroso se realizará con las estadísticas de empleo  y qué estrategias de políticas activas de empleo para personas en desempleo, sostenidas en el tiempo y no puntualmente, se van a desarrollar. 

El empleo va a tardar en llegar. Porque la crisis y las políticas austericidas solo han mostrado hasta ahora la punta del iceberg de personas que quedan y quedarán en las “cunetas” y la recuperación de colectivos cronificados en el paro necesitarán de sobreesfuerzos económicos e innovadores lejos de la apuesta actual que incrementa, día a día, la desigualdad. Esto va a ser largo, muy largo; porque además de una crisis, se está dando un cambio de modelo, solo que éste nuevo es devastador. 


 

viernes, 13 de febrero de 2015

¿Hay formación en la empresa extremeña?







De los últimos datos cerrados por la Fundación Tripartita de la Formación, correspondientes al 2013, en la Comunidad Autónoma de Extremadura, ha habido 34.957 trabajadores beneficiados que han realizado 44.244 participaciones en actividades formativas, sobre una población ocupada en el sector privado de 176.733 beneficiarios potenciales de la formación de demanda o formación bonificada según datos EPA del II.T de 2013 . 

Este dato de participación se da en 12.753 empresas[1] de Extremadura,  con una financiación de 8.300.000 euros, con una subida del 22% respecto al 2.008; año en el que la financiación fue de  6.800.000 euros. El Conjunto de las bonificaciones gestionadas, en 2013, en el conjunto del estado, ha sido de 608.200.000 Millones de euros.   


Los parámetros más significativos de los que podemos deducir el deficiente estado de la formación en la empresa extremeña, son:


1. Según el tamaño de la empresa, todas las que superan los 249 trabajadores utilizan estas bonificaciones, en total 35 empresas. Las PYMES entre 10 y 249 trabajadores participan en un 61,7%, que corresponden a 2.033 empresas y aquellas entre 1 y 9 trabajadores significan un 27,1% y equivalen a 10.685 empresas.
 

2. Tres de cada diez empresas se benefician de las bonificaciones de las cuotas a la SS para la realización de actividades formativas. La tasa de cobertura de empresas formadoras es del 29,8%


3. La tasa de cobertura de participaciones de asalariados del sector privado es el 25%, cuatro puntos inferior a la tasa nacional.


4. La formación es desequilibrada en cuanto al género: Los hombres son 28.089 (63,5%) por encima de la media estatal con un 56,4%. Las mujeres con 36,5% (16.155). Extremadura es la comunidad con menor presencia femenina en la formación en la empresa, siete puntos por debajo de la media estatal (43,6%).


5. La duración media por participante es de 35,3 horas /año, con 9,7 horas de media más que en el resto de España, con 25,6 horas, debido a la utilización de la formación a distancia convencional.


6. La distribución por provincias de empresas formadoras es: Badajoz (65,7%) y Cáceres (34,3%)


7. La edad media del trabajador que realiza esta formación es de 39,3 años y es análoga a la media estatal.


8. Los contenidos formativos[2]: La Prevención de Riesgos Laborales se lleva la palma con 7.925 personas formadas en todos los sectores o la de manipulador de alimentos en el sector de la hostelería. Parece que las consultoras tiran, un año más de contenidos de escasa complicación a la hora de poder ser justificada por las consultoras.


9. En cuanto a la metodología formativa utilizada: La formación presencial representa tan solo un 37,4% (16.500 participantes), frente al 58% de media estatal. Extremadura es la comunidad autónoma con menor formación presencial de toda España, mientras que es la comunidad  con mayor uso de formación convencional a distancia con un 37,4 frente a la media del 18,4% en España. Se evidencia  que la realización de estos cursos es a través de procedimiento de difícil evaluación y seguimiento como la formación a distancia convencional. 


10. La obtención de certificación profesional es nula a través de las bonificaciones.


11. El total de  horas  realizadas son de 1.562.007 horas.


La formación real en el seno de la empresa es más que cuestionable careciendo de controles por parte de la administración, dando mucho juego para el fraude por parte de consultoras en alianza con gestorias y empleadores.


Por otro lado, en el 2013, las programaciones ejecutadas de Planes Sectoriales e Intersectoriales de Formación en Extremadura han vuelto a ser testimoniales. Sirva como elemento para la transparencia, la realizada por CCOO de Extremadura,  que ejecutó una partida finalista de 143.815 euros,  justificada con 27 grupos presenciales, ejecución de la que se beneficiaron 394 trabajadores y que obtuvieron certificados de profesionalidad relacionados con la Atención Sociosanitaria a personas dependientes en Instituciones Sociales de 380 horas presenciales y con la Formación docente para formación profesional en el empleo de 350 horas presenciales.  


Es evidente que esta realidad no se corresponde con la realidad mediática que se pretenden trasladar respecto a la financiación de la formación para el empleo en las empresas. Siendo claro que los recursos públicos en formación deben estar fiscalizados en todas las entidades y organizaciones que la ejecutan, la administración del PP no debe continuar su laxitud en el seguimiento y control de un paquete tan importante en financiación como la volcada sobre las bonificaciones a las empresas.  


Próximamente,  en el nuevo modelo propiciado unilateralmente por el gobierno de Rajoy, por presiones de la CEOE, se opta por un sistema de bonificaciones directas a las empresas, obviándose el control, oficiándose, de hecho, un nuevo traspaso de rentas del trabajo a rentas del capital, donde los fondos, sin un exhaustivo control puede provocar  la desregulación del sistema, fundamentalmente en aquellas empresas donde por su tamaño no hay representación sindical. 

Parece claro que mientras se está zarandeando a las organizaciones sindicales con intencionalidad de criminalizarlas y desacreditarlas, el grueso de la financiación queda fuera de una regulación que evite la jungla de especuladores cuyo objetivo, precisamente, no es la formación de los trabajadores.



La reforma laboral al diezmar la capacidad de negociación colectiva, potencia la desregularización de un modelo que, independientemente de necesitar mejoras, estaba regulada por el procedimiento de la negociación colectiva, de la planificación, del seguimiento de las administraciones, de la evaluación y control de su gestión, en coherencia con el modelo productivo al que nos arrastran los voceros de la selva.


El Gobierno de Rajoy puede aprobar en los próximos días en Consejo de Ministros, sin consenso con los agentes sociales, un sistema que potencie una formación entregada al único control de los empresarios, lo que iría en detrimento del control, de la calidad y de la evaluación de un sistema que necesita mejoras pero que ha dado importantes resultados.


Si el presupuesto para formación está compuesto por recursos que empresas y trabajadores ponen a disposición de la cualificación de los trabajadores  a través de la nómina, deben ser sus legítimos representantes los protagonistas del sistema; el lugar donde nace la cuota, han de serlo en el gobierno del sistema.


Asesoria de formación en la empresa:




CCOO ha diseñado una herramienta de asesoría on-line -“Asesoría de formación en tu empresa”- que pone a disposición de cualquier trabajador/a que quiera hacer una consulta sobre la formación que se realiza en tu empresa, llegando a la empresa más pequeña, que es la referencial en Extremadura. 


      ¿Donde?: En el portal web de FOREM Confederal (https://www.forem.es/asesoria-formacion) y en el de CCOO (www.ccoo.es) aparecerá una entrada con el nombre del servicio: “Asesoría de formación en tu empresa”.  Pincha sobre el icono y ya estás dentro.


      ¿Sobre qué puedes realizar consultas?: 


* Derechos de la Representación Legal de los Trabajadores.
*   Permisos individuales de formación. 
* Análisis del plan de formación que la empresa entrega a los trabajadores (se puede solicitar que un técnico elabore un informe sobre él).
                *  Ayuda para diseñar vuestra propuestas formativas.
                *  Gestión del crédito y la bonificación.
                * Formación dual y prácticas en la empresa.





[1] Agricultura: 1.250 empresas beneficiarias (9,8%) / 1.820 participantes (4,1%). Industria 1.378 empresas beneficiarias (10,8%) / 7.437 participantes (16,8%). Construcción: 1.626 empresas beneficiarias  (12,7%) y 3.818 participantes  (8,6%).  Servicios: 31.169 empresas beneficiarias (66,6%) y 31.169 participantes  (70,4%). Dentro del sector Servicios: Comercio: 3.483 empresas beneficiarias (27,3%) y 8.986 participantes  (20,3%). Hostelería: 1.421 empresas beneficiarias (11,1%) y 2.417 participantes  (5,5%). Otros: Sanidad, Educación, Intermediación, Transporte y Comunicación: 3.595 empresas beneficiarias (28,2%) y 19.766 participantes  (44,7%).
[2] Las acciones formativas realizadas en 2.013, están relacionadas con las Familias Profesionales:  Seguridad y Medio Ambiente (22,6% participantes), Administración y Gestión (19,8%) y Comercio y Marketing (11,2%). El resto de familias profesionales como Química, Madera, Mueble y Corcho, Industria extractiva, Textil, Confección y Piel, Vidrio y Cerámica, Actividades físicas y deportivas, Arte y Artesanía, Pesquera, tienen una presencia residual en la formación, no superando el centenar de participantes.

lunes, 9 de febrero de 2015

"Hacemos"






Si, “hacemos” de nuestra capa, un sayo. Siempre mañana y nunca “mañanamos". Hacemos todo el tiempo propaganda, fuegos artificiales, juegos malabares con piruetas que cuadran, al parecer, imposibles círculos. Hacemos humo, mucho humo, cienes y cienes de veces, para dificultar distinguir el grano de la paja. Hacemos predicamentos redundantes sin dar trigo. Hacemos silenciar las voces discordantes, subvencionando prensa regional con dinero público; hacemos de los medios de comunicación de todos, una catedral de la gran mentira. Hacemos de periodistas, auténticos títeres y palmeros sin posibilidad de retorno profesional. Otra victoria, otra portada. O la pírrica victoria se queda en una portada.


Hacemos invisibles a los dependientes, emigrar a los jóvenes, segregar por género el empleo y fragmentarlo, aumentar la brecha salarial entre hombres y mujeres, cronificar el paro; aumentarlo entre los titulados de FP y universitarios, subir la tasa de hogares sostenidos por pensiones de  nuestros abuelos.

Hacemos rentas básicas que no pagamos, bajamos impuestos que subimos y regalamos cheques bebes en pueblos cerrados. Hacemos presupuestos ficticios de la comunidad autónoma que nunca se cumplirán, aumentando la deuda y el déficit de nuestra región. Sobre todo, hacemos colas de proveedores para poder cobrar facturas atrasadas, muy por encima de la media de supervivencia  de autónomos y entidades que ofrecen servicios sociale, obligados a cerrar.


Hacemos que el presidente de Extremadura, cuando salta con ególatra afición a los medios estatales de comunicación, haga el ridículo. Hacemos gastos alejados de las verdaderas necesidades de las personas, convirtiéndose Monago en un manager de cantantes y en un vendedor de teletienda.


Hacemos leyes como churros con apariencia social que delatan el objetivo de favorecer la desigualdad que perseguimos con nuestro ADN, sin contar con ningún consenso social. Hacemos a la sociedad desandar el camino recorrido en la igualdad de las mujeres y en el reconocimiento social y jurídico de su autonomía para tomar sus propias decisiones sobre su maternidad. Hacemos que Extremadura pierda población ante la falta de expectativas de empleo y del mantenimiento de los servicios públicos esenciales.





Hacemos que aumente la tasa de paro hasta el treinta por ciento, que suba la siniestralidad laboral en nuestra región a pesar de la atonía económica. Hacemos que nuestro tejido cooperativo se venga abajo porque somos tan liberales que queremos intervenirlo todo y la "jodemos" como en ACOREX o Caja Rural. Hacemos, en la ínsula de "salvese quien pueda", que nuestra economía se sumerga un treinta por ciento. 

Hacemos que el empleo baje en calidad y cantidad y que las prestaciones por desempleo sean las más bajas y escasas del país.  Hacemos falsos emprendedores desesperados que capitalizan su paro, endeudan a su familia y abren unas persianas de un negocio imposible que cierra a los seis meses. Hacemos que más de setenta mil trabajadores y trabajadoras no tengan ningún tipo de prestación por desempleo. Hacemos que el verdadero estado de la región suponga la subida de treinta y siete mil personas en paro y se hallan perdido otros treinta mil empleos con el Gobex Monago.


Si, “hacemos” de nuestra capa, un sayo. Siempre mañana y nunca “mañanamos. Hacemos, sencillamente, trampas de trileros transnochados.